#Vamos que nos vamos

Aquella era la expresión  favorita de “el abuelillo”.

Aquel señor de avanzada edad tenía un puesto de chuches en la que hasta 2017 fue la calle Hermanos García Noblejas, ahora Avenida de la Institución libre de Enseñanza.

El caso es que en aquella época los niños crecían en los árboles, no venían de París, ni la cigüeña los dejaba envueltos en un pañuelo. En mi barrio las madres parían, como en los países pobres.

Un tropel de crios nos acercábamos cada día con una o dos pesetas, o un duro si eras el rey de la montaña. “El abuelillo”  desarrollaba una paciencia infinita durante un minuto hasta que la perdía pasados unos segundos.  Es entonces cuando soltaba su famosa y letal frase.

6063228917_71932cfaba

“Vamos que nos vamos”

Tras escucharla,  todos los crios intentábamos acelerar y siempre, digo siempre, marchábamos  con cara de paisaje, el que quería pipas se llevaba pastillas de colores, los que deseábamos kikos, gusanitos, y así íbamos desapareciendo hasta la próxima visita.

El puesto, de un color verde oscuro desapareció con el tiempo, pero no sé llevó el recuerdo de nuestras primeras dulces compras.

Dónde estará aquel “abuelillo”.

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s