#Frío en el #autobús

Hace unas semanas cuando regresaba de Madrid, minutos antes de entrar en mi pueblo, viajábamos en autobús resguardados del frío invierno, contentos por llegar a nuestro destino. De repente una muchacha levanta su cuerpo rechoncho y se dirige al conductor: Wachi wachi Wachipuaj open y otros vocablos incomprensibles que salieron de su boca. El chófer para, se baja de su asiento y le pregunta a la joven. Respuesta: – Discúlpeme, le he hablado en otro idioma porque estoy muy mareada. Podría abrir la ventana del techo?
Mande? Pensamos la mayoría.
Dicho y hecho, la ventana abierta y los viajeros, con cara de paisaje gélido y algún ataque de risa disimulado se escuchaba al son del viento . Una fuerte ventisca que entraba por dicha ventana surgió de la nada para recordarnos que las temperaturas se habían desplomado. Sujetando los pelos que se adherían al compañer@ de asiento comenzaron las huidas hacia la parte trasera en el momento en el que abandonaba el autobús.
Fui de las más afortunadas, sólo el cerebro se congeló.

autobús

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s