#La noche

Sonrío en el autobús recordando mis 15 años y el primer amor. Me viene un poema a la cabeza que escribí en aquella maravillosa época de abrumadores sentimientos, de la búsqueda del amor romántico. Fue tan mágico y efímero como mis quince años.
No esperéis calidad, porque no la hay, sólo pretendo sacaros una sonrisa y evocar nuestra adolescencia rebosante de hormonas, ávida de experiencias románticas:

LA NOCHE

Qué triste y extraña la noche
cuando te sientes vacía,
qué triste y extraña la noche
cuando te encuentras abatida.
Los recuerdos pasan por tu mente
cómo lanzas en la piel,
te destrozan poco a poco
sin apenas entender
por qué la noche te envuelve
en su manto y no te deja ver.
De repente tu mente pega un vuelco
y aparece distinta ante ti,
se convierte en bella y agradable
te hace sentir feliz.
Recuerdas tus secretos con él
su encantadora mirada
y esa sonrisa que te atrae más cada día.
Miles de estrellas cubren el cielo
te encanta mirarlas,
pensar un deseo.
La noche se aleja
sigue su camino
y por fin te deja.

CÓMO NO SONREÍR. Feliz fin de semana, que no os atrape la noche 🙂

981e38c36eb5ccd145ed0a6e9169954a

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s