Amy

De vuelta al hogar, canturreando con Amy en una carretera secundaria y acompañada de un séquito de pajarillos alegres, se me ocurrió sacar el brazo e imitar aquel anuncio de la Bmw que decía: “te gusta conducir?” versión pobre, eso sí, que una carece del glamour y el lujo de los pudientes. Ahora también carezco de reloj, que por la tontería y el buen rato se lo quedó el viento a modo de prenda, el mismo aire que se llevó mi peluquín.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s