Querella histórica

Contaba mi madre una historia escalofriante sobre la entonces maestra de Béjar (Salamanca). Su único crimen fue tener un corazón rojo. Fue éste y no otro motivo el que la llevó a pasearse por las calles de aquel pueblo invadido por franquistas, desnuda, rapada y con una diarrea impresionante producida por el aceite de ricino que la obligaron a tomar. Desgraciadamente son muchas más las que sufrieron este tipo de agresiones/humillaciones.

La organización Women’s Link pide a la jueza argentina María Servini que amplíe la causa del franquismo.
ELDIARIO.ES
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s