Burro – asno – burriquín

Cuenta la leyenda que el burro  (burricus en latín) era utilizado como animal de carga y cabalgadura a otras poblaciones. A mí me gusta llamarle burriquín que de lenguas itálicas poco sé o no sé nada. Narraba mi madre que de cría subió alegre y pizpireta a lomos de un asno bueno, mas su alegría duró lo mismo que un beso esquivo, nuestro burriquín del pasado agachó su tronco y la que fue mi madre bajó sin solicitarlo por la cabeza de aquel equino en modo rampa (rampanuí). La misma leyenda cuenta que estos animalillos tienen sentimientos, que rebuznan de alegría y poseen una empatía similar a la de los perros. Si os interesa saber algo más de los burriquines os dejo este enlace: http://www.amiburro.es/asociacion-amigos-del-burro

BURRO IIBURRO

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s